DOMENICOS THEOTOCOPOULOS

Nace en Candía (Creta) en el año 1541. Inicia sus primero pasos en el mundo de la pintura y pronto se familiarizará con los principios básicos de la Escuela Bizantina. Rápidamente su isla se le antojará excesivamente pequeña y comprende que su perfeccionamiento como pintor sólo podrá conseguirlo estudiando en Venecia, Meca de la pintura donde trabajan maestros como Tiziano y Tintoretto.  

Estudia y trabaja con los maestros venecianos, fijándose en el dibujo de Tintoretto y la riqueza cromática de Tiziano. Un famoso miniaturista, vislumbra el talento del joven griego y le anima a trasladarse a Roma con cartas de recomendación para el Cardenal Farnesio.

Por aquel entonces, Miguel Angel está pintando la bóveda de la Capilla Sixtina, y nuestro recien llegado a la ciudad, hace algunas reflexiones sobre el genio. El mundo del arte le tilda de blasfemo y le vuelve la espalda. Las puertas se le cierran y el Greco se ve obligado a pensar en España.

El Monasterio del Escorial está en plena construcción y muchos artistas europeos acuden a la llamada de Felipe II. El rey le encarga un lienzo que represente el martirio de San Mauricio. El  Greco lo inicia lleno de ilusión pero esta se viene abajo, cunado el rey desdeña su trabajo, considerándolo irrelevante para el lugar donde se va a ubicar.

Aquel juicio adverso le lleva a instalarse definitivamente en  Toledo, ciudad a la que había llegado en 1577, cuando ya había perdido la capitalidad.

Esta época es la más productiva, es el momento de El Expolio, los apostolados y los numerosos San Francisco de Asís, pero sobre todo, su auténtica obra cumbre El Entierro del Conde de Orgaz.

El estilo pictórico responde a tres condicionamientos. En primer lugar, la influencia Cretense-Bizantina (posición frontal de las figuras, cuerpos de santos contra un cielo azul…). La segunda influencia sería derivada de la Escuela Manierista (figuras alargadas)y la tercera influencia, derivado del ambiente español, y más concretamente, el toledano. Toledo guardaba el misticismo  de una ciudad que había perdido su riqueza material pero conservaba un recuerdo de un pasado glorioso.

Toledo y El Greco, dos nombres que han quedado unidos en la historia, que no podrán separarse jamás… porque no se entenderían por separado.  

Anuncios
Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

EL GRECO EN LA CATEDRAL PRIMADA

Esta galería contiene 36 fotos

Galería | 1 Comentario

Esta galería contiene 34 fotos

Galería | 3 comentarios

CORPUS CHRISTI, LA FIESTA GRANDE DE TOLEDO

El Corpus es la fiesta más antigua y más grande de Toledo. La ciudad se engalana, se ornamenta para recibir por sus calles el Cuerpo de Cristo sacramentado. Cuerpo que pasea dentro de una auténtica obra de arte de la orfebrería del siglo XVI, la custodia de Enrique de Arce. Esta pieza pasa por ser una de las joyas más ricas de la cristiandad, y por supuesto, es la pieza más importante del tesoro de la Catedral Primada.  

Esta obra fue encargada por el Cardenal Cisneros y se necesitaron más de siete años de trabajo para su fin. Su estilo es el gótico-flamígero, tiene dos metros y medio de altura y un peso de doscientos kilogramos. Está formada por más de cinco mil piezas, que forman un templete afiligranado de columnillas, figuras, pináculos… todo ello adornado de piedras preciosas y perlas, aunque su material es la plata, a excepción de la parte interior, donde descansa la Sagrada Forma, que es de oro. Oro,que se dice, es lo primero que trajo Colón de Ámerica. Posteriormente, hacia 1594, El Cardenal Quiroga, encargó que se dorara toda la parte exterior, para salvar el contraste entre los dos metales.  

La planta es exagonal y se asienta sobre una base de doce lados, en seis de estos frentes, estan los escudos: de la catedral, del Cardenal Cisneros, del Cardenal Quiroga… en definitiva, todos los personajes que de alguna forma han intervenido para su  mayor esplendor.

Pues bien, como os decía, hoy, Corpus Christi, la custodia es sacada en procesión por las calles estrechas y empinadas de Toledo. Calles llenas de olor a tomillo, flores y romero, perfume que impregna y evoca a tiempos pretéritos, y que para el toledano tiene un sentimiento especial, pues lo vivimos como algo muy nuestro.  

Dicho todo esto, os voy a colgar una galería de fotos, hechas esta misma mañana, temprano, el mejor momento… según dicen los toledanos “de pro” para disfrutar del corpus, y tengo que decirles, tras la experiencia, que tienen mucha razón. Espero que os guste.  


Publicado en EXTERIORES | Deja un comentario

EL BAÑO DE LA CAVA

La Cava, era el sobrenombre con el que conocían mozárabes y castellanos a Florinda, hija del gobernador de Ceuta, el conde don Julian, que habitaba en Toledo invitada por el rey don Rodrigo. Esta bella mujer se bañaba todos los días, al caer la tarde, cuando el calor del verano toledano hace casi irrespirable el aire, en el al paraje que hoy se halla a los pies del Puente San Martín, donde las aguas se remansan y las orillas se cubren de verdor.

Desde su palacio-alcázar, junto a San Juan de los Reyes, don Rodrigo contemplaba a la joven, mientras ardía de deseo por la bella muchacha. Tras varias tentativas, Florinda,   accedió a los deseos de don Rodrigo.

La felicidad embargaba a los enamorados, ajenos a las consecuencias y sufrimientos que Dios les tenía reservado por su soberbia y lascivia. Alguien comunicó al conde don Julián la deshonra de su hija a manos del monarca godo. El gobernador de Ceuta montó en cólera y decidió vengarse ¿cómo? permitiendo la invasión musulmana de la península.

Don Rodrigo fue derrotado en Guadalete y su ejercito destruido.

La leyenda cuenta, que don Rodrigo murió haciendo penitencia y la Cava, volvió a Toledo loca de dolor y vergüenza. Años más tarde, se corrió la voz por la ciudad que en el lugar se aparecía una mujer enajenada. Un atardecer, la mujer subió al torreón y desde allí se precipitó a las aguas oscuras y profundas. Desde entonces, cuando el sol desaparece por el horizonte, aparece en el torreón una figura femenina que llena de melancolía vuelve su mirada al palacio de don Rodrigo.   

 

 

Publicado en LEYENDA | 1 Comentario

HOSPITAL DE TAVERA

Esta galería contiene 4 fotos

Este hospital, dedicado a San Juan Bautista, recibe el nombre de su fundador, el cardenal don Juan Parto de Tavera. Sus obras dieron comienzo en 1541, tras obtener el permiso del emperador Carlos V y el Papa Paulo III, su … Seguir leyendo

Galería | Etiquetado | Deja un comentario

MEZQUITA DEL CRISTO DE LA LUZ

Es uno de los edificios árabes más auténticos y mejor conservados de Toledo. Su construcción arrancó en el año 999 de manos de Musa ibn Alí, según reza en la inscripción cúfica de ladrillos en relieve que decora la parte alta de la fachada.

Está realizada a base de mampostería y ladrillos. El exterior está decorado con arquerías de herradura. La fachada tiene un arco central de medio punto, y dos laterales, uno lobulado y otro de herradura, sobre los que discurre una arquería ciega entrecruzada, produciendo ojivas. 

En el interior es de planta cuadrada, dividida por cuatro columnas aprovechadas de otras construcciones con capiteles visigodos, sobre los que apoyan arcos del más puro estilo califal, y que dan lugar a nueve pequeños espacios cubiertos con pequeñas cúpulas. 

Publicado en EDIFICIOS RELIGIOSOS | Deja un comentario